fbpx
Saltear al contenido principal

¿Qué es el crowdfunding y cómo ayuda a las Startups?

¿Qué Es El Crowdfunding Y Cómo Ayuda A Las Startups?

Hace hasta un tiempo cualquier persona o emprendedor que quisiera sacar un proyecto personal o empresarial adelante, y no contaba con el dinero necesario para hacerlo, optaba por pedir un crédito al banco, una subvención o recurría a familiares y amigos para que lo ayuden. Sin embargo, hoy en día existen otras posibilidades como el crowdfunding. En este artículo te contamos todo sobre esta modalidad de financiamiento.

El concepto de crowdfunding ha ido evolucionando a lo largo de los siglos, hasta convertirse en lo que conocemos actualmente y que se define como la financiación colectiva de personas privadas a un proyecto o idea que se desarrolla principalmente en el ámbito digital.

En la era moderna los primeros proyectos financiados a través del crowdfunding fueron los de Open Source, sus desarrolladores web comenzaron a compartir herramientas de forma gratuita y así descubrieron que había una gran demanda por parte de los usuarios. De ahí nació la idea de ofrecer más servicios y herramientas a cambio de una pequeña donación que les permitiría poder seguir desarrollando sus programas.

Este modelo ha permitido que muchos emprendedores encuentren financiamiento de forma privada para el lanzamiento o desarrollo de su proyecto digital.

que es crowdfunding

¿Cómo funciona el crowdfunding?

El funcionamiento depende del tipo de crowdfunding que elijas como forma de financiación. Sin embargo, estas son las principales etapas:

  • Presentación de la idea: El emprendedor envía su proyecto o idea de empresa a una plataforma de crowdfunding, que suele ser online, para ser candidato a la financiación. Esto incluye una descripción del proyecto, la cantidad de dinero que necesita, tiempo estimado para la recaudación, tipo de crowdfunding que ha elegido, entre otros.

 

  • Valoración del proyecto: La comunidad o la propia plataforma valora el interés del proyecto y lo califica.

 

  • Publicación: El proyecto se publica en la plataforma por el tiempo indicado en la candidatura, ese será el periodo de tiempo en que la gente tiene para invertir.

 

  • Promoción: Durante ese periodo el proyecto se promociona al máximo para tener la mayor llegada posible y obtener la financiación necesaria.

 

  • Cierre del proyecto: Cuando finaliza el plazo establecido, se cierra el proyecto y se comprueba cuánto dinero se logró recaudar.

Modelos de crowdfunding

Existen hasta cinco tipos diferentes para esta fórmula de financiamiento. Es importante tener en cuenta que, en muchos casos, la diferencia entre estos tipos no es el proyecto que se va a financiar, sino la contraprestación que reciben los aportantes por financiarlo. Veamos los cinco principales modelos de crowdfunding que existen actualmente.

1. Crowdfunding de donación

Este es probablemente el modelo más conocido. Se trata de un modelo en el cual los individuos que aportan una cantidad de dinero no esperan nada a cambio. Es por ello que, por lo general, este tipo de aportaciones se destinan a proyectos sociales o de alto impacto humano. Algunos de los proyectos financiados a través de este tipo de crowdfunding son de educación, erradicación de la pobreza o del hambre y de ayuda humanitaria en casos de desastres naturales.

 

2. Crowdfunding de recompensa

La evolución del modelo anterior es el crowdfunding de recompensa. La diferencia es que, en este caso, cuando aportamos dinero si recibimos una contraprestación. Ésta puede darse en forma de un producto o servicio que usualmente es el objetivo final del proyecto. Esto lo podemos ver en proyectos artísticos, discográficos, videojuegos, etc.

Este modelo ha ido creciendo de manera exponencial en los últimos años. De esta manera, las recompensas se han ido sofisticando y, generalmente, se trata de mejoras sobre el producto final que el financiado va a lanzar al mercado.

 

4. Crowdfunding de inversión

En este caso los aportantes de dinero obtienen a cambio participación en el capital social de una empresa que busca financiación. Cuando el proyecto se pone en marcha, el inversor, según los plazos establecidos, va obteniendo rentabilidad.

En este modelo, el análisis de los proyectos debe ser exhaustivo y la confianza que nos propongan sobre la inversión debe ser amplia. Si bien en los anteriores modelos lo que prima es la solidaridad o los gustos personales, en este caso debemos actuar como inversores ya que lo que buscamos obtener a cambio es rentabilidad.

 

5. Crowdlending

Existen diferentes opiniones sobre si el crowdlending puede considerarse crowdfunding o si se trata de un término en sí mismo. Ambas posturas podrían ser ciertas. Tanto la primera como la segunda figura parten del concepto de la economía colaborativa y se basan en una financiación colectiva.

El crowdlending consiste en que el aportante obtiene rentabilidad en forma de intereses. Es decir, aportas una cantidad determinada y recibes la inversión inicial más la suma de los intereses durante el tiempo.

Este modelo ofrece un beneficio notable para ambas partes. Por un lado, el que invierte obtiene rentabilidades superiores a la media del mercado, con un ratio de morosidad muy bajo y con garantías de seguridad altas. Por otro lado, quien busca la financiación la obtiene a un precio más favorable que el que podría ofrecer una entidad bancaria. Por este motivo, es una de las figuras de inversión con mayor ratio de crecimiento en los últimos años.

 

6. Crowdfactoring

En este caso, el aporte de dinero es devuelto con intereses que son pactados previamente con las empresas receptoras. Lo que se propone es un modelo donde las empresas obtienen una fórmula alternativa para el descuento de pagarés. Esto genera que las empresas tengan una fuente de financiación barata para los créditos comerciales pendientes de cobro. La mayoría de estas operaciones se realizan en pymes y puede ser bastante provechoso para su desarrollo.

Sin embargo, no debemos olvidar que como ocurre en las dos fórmulas anteriores, este modelo se basa en la inversión y, por tanto, es necesaria la confianza en las plataformas en las que se realizan los aportes.

¿Cómo aprovechar al máximo un crowdfunding?

Ahora que ya conoces qué es el crowdfunding y los principales modelos seguro te preguntarás cómo pueden aprovechar las startups estos tipos de financiamiento y sacarles el máximo partido. Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

  • Céntrate en una propuesta de valor sólida, es decir, en la solución que promueve tu producto o servicio y en aquello que valora tu público objetivo. Para ello hay que estudiar el mercado y poner a prueba los conceptos antes de lanzar la campaña. A partir de ahí, se podrá construir una campaña sólida y que pueda ser valorada por los aportantes.

 

  • Domina el O2O. El O2O es el Offline to Online y viceversa. Por ejemplo, ¿has crecido en redes sociales tras asistir a un evento presencial? Es evidente que las acciones fuera de la red tienen un eco en la misma. El truco está en realizar acciones como captar correos para luego enviarles información del proyecto o realizar un evento presencial para que las personas conozcan más a fondo de que va la idea. Siempre enfocando todas estas acciones a la finalidad última del crowdfunding para motivar a las personas a que aporten.

 

  • Invierte sabiamente. Esto es crucial para lograr el éxito de cualquier proyecto. Una mala inversión puede afectar negativamente una campaña o directamente hacer imposible la entrega de recompensas. Por eso, en las fases de precampaña y poscampaña es importante cuidar cómo se realizan las inversiones. Por ejemplo, en la precampaña es ideal invertir en un buen prototipo y en la poscampaña invertir los fondos recaudados en realizar una producción eficiente.

Asimismo, es importante identificar el área donde no haría falta invertir ya que la idea es centrar esfuerzos en aquellas áreas que harán que la campaña brille más y tenga resultados óptimos.

 

Conclusión

En definitiva, el crowdfunding es una opción bastante seductora para financiar cualquier tipo de proyecto que recién comienza sin tener que hacer frente a los altos intereses de la mayoría de sistemas de inversión tradicionales. Sin embargo, el crowdfunding no es fácil, más de la mitad de las campañas del mundo fracasan. Por ello, hay que tener claras las lecciones explicadas en el artículo de hoy para poner en marcha una campaña que nos conduzca al éxito. Enfoca tu campaña, gestiona la relación offline y online y, por último, invierte los recursos de manera estratégica. Esperamos que este artículo te haya servido y que tengas en cuenta estos factores antes de lanzar tu próxima campaña de crowdfunding.

x
Volver arriba
x
Volver arriba