Saltear al contenido principal

¿Cómo crear una startup desde cero?

¿Cómo Crear Una Startup Desde Cero?

¿Tienes una idea de negocio pero no sabes por dónde comenzar? En esta nota te contamos cómo crear una startup desde cero.

Ser emprendedor se ha convertido en una opción por la que cada vez más personas optan. De esta manera, también ha crecido el número de startups considerablemente. Estas empresas, basadas en innovación y tecnología, se caracterizan por tener un crecimiento acelerado. Muchas de ellas consiguen subsistir e incluso ser vendidas a grandes corporaciones, sin embargo, un gran porcentaje se quedan en el camino y desaparecen.

Son dos elementos fundamentales los que definen a las startups: la escalabilidad y la innovación. La escalabilidad permite tener un modelo de negocio que pueda crecer sin adquirir costos fijos adicionales. Mientras que la innovación es el factor que suele permitir esa gran escala a través del uso de tecnologías.

¿Cómo crear una startup?

Si tienes una idea de negocio, pero aún no decides por dónde comenzar, te mostramos algunos pasos que podrían ayudarte a entender cómo crear una startup:

1. Define la idea de negocio

Idea de Negocio

Convertir una idea en un concepto de negocio requiere pensar en factores como el canal de venta del producto o servicio, tu público objetivo, el valor agregado, los principales competidores, entre otros. Mientras más específico seas, mejor. Hazte todas las preguntas necesarias para aterrizar tu idea y ten clara la esencia de tu negocio.

2. Realiza un estudio de mercado

Estudia a tu mercado

Una de las principales claves de un buen plan de negocio es el estudio de mercado. Un análisis del mercado es una evaluación cuantitativa y cualitativa del mismo, donde se analizan el tamaño del mercado, si tu producto o servicio se ajusta a las necesidades del cliente, estudiar a la competencia y sobre todo afinar tu idea para anticipar la respuesta de tus futuros clientes.

Luego de haber realizado un estudio de mercado profundo, sabrás a lo que te enfrentas, reconociendo tus valores, fortalezas y teniendo claro tu objetivo. Asimismo, podrás evaluar si tu idea es viable para invertir en ella.

3. Define tu propuesta de valor

Cuál es tu diferencial

La propuesta de valor es aquel elemento clave diferenciador que te va a hacer resaltar frente a tus competidores del mismo sector. Es aquello que hace decidir a los clientes si comprar tu producto o irse por uno similar de otra marca. En su mayoría, la propuesta de valor marca la estrategia de negocio de las startups.

4. Crea tu marca

Branding

La marca será tu identidad. Es importante definirla antes de comenzar con la creación de tu empresa, no solo por términos legales, sino porque a partir de ella, podrás definir la personalidad y esencia de tu empresa. Así podrás orientar tu estrategia de forma más clara. Definitivamente, tu marca debe reflejar tu propuesta de valor en todas sus expresiones.

Las startups compiten en un mercado voluble junto a grandes y no tan grandes marcas. En definitiva, es una lucha constante. Mientras que tu marca sea lo más completa y transparente, más notoriedad tendrá. No olvidemos que la marca se define por la percepción de nuestros clientes o usuarios.

5. Delimita tu público objetivo

A quién te diriges

Definir tu audiencia o público objetivo es esencial para saber a quién le estamos ofreciendo nuestros productos o servicios. Es importante conocerla y estudiarla para poder dirigirte a ella y que genere un vínculo con tu marca.

Para ello, puedes crear un “buyer persona”, es decir, una representación de tu cliente ideal. Esto te ayudará a humanizar y entender con mayor detalle a tu público objetivo.

Con las nuevas tecnologías, el análisis del consumidor se ha convertido en algo mucho más exhaustivo, facilitando la interacción con los usuarios para obtener mayor información sobre ellos.

6. Forma tu equipo ideal

Equipo de trabajo

Estar rodeado de las personas idóneas te ayuda a crecer y mejorar. En el contexto de las startups sucede lo mismo.

La gestión de tu empresa, sobre todo en los inicios, necesita de una gran dedicación y conocimiento para poder aportar soluciones efectivas en tiempo real y adelantarse a potenciales problemas.

Júntate con personas de confianza, con ganas de trabajar, que estén enamoradas de la idea de negocio para crear un grupo sólido y remar en conjunto.

7. Desarrolla tu Producto Mínimo Viable

MVP

El Producto Mínimo Viable o MVP es la primera muestra para ofrecer a tus futuros clientes. Con este MVP podrás estimar los costes, tiempo e idoneidad de tu producto o servicio para tu público objetivo.

8. Valida el modelo de negocio

Modelo de Negocio

Este paso es muy importante antes de lanzar tu negocio al mercado ya que si no lo hacemos corremos el riesgo de construir el negocio sobre ideas y percepciones erradas.

El objetivo es diseñar diferentes experimentos y prototipos para validar la viabilidad del modelo de negocio. De esta manera, se pueden implementar cambios y mejoras al prototipo tomando en cuenta la respuesta de los usuarios.

¿Necesito un capital mínimo para crear una startup?

Financiar una pequeña empresa, especialmente cuando es nueva, es una tarea difícil pero no imposible. Para ello podemos optar por alguna de estas opciones:

  • Ronda Semilla: Es la financiación inicial de todo proyecto empresarial, basada en la confianza y conocimiento de los emprendedores. Suele venir de familiares y del entorno más cercano.
  • Business Angel: Son los inversores privados, esta financiación es posterior a raíz de la marcha de la startup. Se basa en un estudio de los primeros resultados del negocio, los cuales serán la mejor carta de presentación para conseguir este tipo de inversión.
  • Préstamos o créditos bancarios: Para conseguir un crédito de este tipo se debe tener un plan de negocio viable y con resultados positivos.
  • Crowdfunding: Esta es posiblemente una de las herramientas más efectivas para las startups. Es un modo de financiación colectiva vía online por el cual plataformas de crowdfunding ofrecen espacio para añadir proyectos y sus necesidades y que usuarios donen capital para hacer realidad estos proyectos.

Un peruano emprendedor que desee iniciar su primer prototipo para una startup, necesitará por lo menos S/ 50,000. Con este capital podrá pasar de un producto mínimo viable a sus primeras ventas y luego buscar financiamiento para seguir creciendo. Con este capital inicial podrá comenzar a testear con el mercado, contratar equipo y concretar sus primeras ventas.

Conclusión

Como podrás ver, el universo de las startups es infinito. Ahora que tienes una idea más aterrizada de cómo crear una startup, es importante que tengas siempre presente las dos características fundamentales de toda startup: la escabilidad y la innovación. Define bien tu idea de negocio y realiza cada uno de los pasos que recomendamos en esta nota. Es muy importa la parte de la investigación y de conocer a tus clientes, pues al final ellos son el motor que mantiene vivo la empresa. En Kambista Te deseamos el mejor de los éxitos en tu camino como emprendedor.

Volver arriba
Volver arriba