fbpx
Saltear al contenido principal

7 claves para invertir en una Startup

7 Claves Para Invertir En Una Startup
BANNERS-BLOG-726X90

Cada vez son más las personas que optan por invertir en una startup como una alternativa real a la inversión tradicional. Con más o menos dinero, destinan parte de su patrimonio a invertir en este tipo de empresas siendo una inversión de alto riesgo, pero también de alto retorno potencial.

Si bien, la inversión en startups hoy en día es mucho más accesible de lo que solía ser diez años atrás, cuando los Business Angels eran casi personajes míticos, no es para todo el mundo. Si te gusta el mundo empresarial, quieres formar parte de una nueva aventura de negocios, tienes experiencia, contactos y mucho valor que aportar a empresas innovadoras emergentes, esta podría ser una alternativa para ti.

Antes de comenzar, nos preguntamos:

¿Por qué es tan importante para las startups que exista un ecosistema de Venture capital?

Como dice el dicho, no pongas todos los huevos en una misma canasta. Los emprendedores lo saben, ya que si sólo contaran con sus propios recursos no conoceríamos muchas de las compañías que han cambiado la forma en que vivimos. Por ejemplo, Facebook, nació en el 2004 y recién en el 2010 comenzó a ser rentable. Tres años antes de lo que fuera, Microsoft compró el 1.6% de la compañía invirtiendo $240m.

Existen tres grandes formas en las que se financian las startups: recursos de los socios, recursos generados por las ventas de la compañía (bootstrapping) y recursos de terceros (bancos, incubadoras, etc.)

Si sólo tuvieran los recursos propios, sería casi nulo el número de emprendedores que sobreviven. El bootstrapping es un escenario ideal porque demuestra sostenibilidad del negocio, sin embargo, cuando se quiere crecer o escalar, suele quedarse corto. Y es así, como gracias al cruce de los emprendedores con otros actores inversores es que hemos podido conocer a las grandes empresas que hoy marcan la pauta de la innovación.

Ahora que esto está más claro, deberías hacerte algunas preguntas acerca de la startup en la que estás pensando invertir:

  • ¿Sé cómo negociar y valorar mi inversión? Suele ser complicado en las primeras inversiones negociar la entrada y valorar la inversión para decidir si vale la pena o no. Es decir, saber analizar el mercado, la estrategia de ejecución, el plan de inversión, entre otros.

 

  • ¿Qué cláusulas debo utilizar para proteger mi inversión? Aunque hayas invertido anteriormente, es importante saber qué cláusulas implementar y hasta qué punto serás capaz de negociarlas.

 

  • ¿Tengo acceso a buenas oportunidades? Suele pasar que las startups cierran sus rondas de inversión “en cerrado” y lo que queda en abierto quizás no es de la misma calidad. Es importante que te informes sobre esto previamente.

7 claves para invertir en una startup

1. Coinversión

Una de las mayores ventajas de la coinversión es que no vas a ir solo, sino que estarás acompañado de inversores con experiencia que liderarán la operación, lo cual siempre te dará un plus de confianza y fiabilidad.

Cuando veas una ronda abierta, fíjate en quienes están liderando la coinversión, cuál es su trayectoria, en qué otras compañías han invertido, cuántas desinversiones han hecho. Con esta información podrás hacer un análisis detallado de los que serán tus compañeros de inversión y de los que podrás aprender.

2. Diversificar el riesgo

Como ya lo mencionamos, no se deben poner todos los huevos en una misma canasta. A veces nos dejamos llevar y si vemos una compañía que nos gusta y que creemos que tiene muchas posibilidades de triunfar cometemos el error de querer invertir todos nuestros recursos en ella.

Y es que por muy buena que parezca la startup de la que te enamoraste, no es una buena idea apostar todo tu dinero en ella. Pues si lo pierdes, te quedarás sin nada. En este sentido, es mejor hacer pequeñas inversiones distintas a una gigantesca.

3. Analiza el sector

Es importante conocer el sector en el que está la startup en la que quieres invertir. Analizar en qué consiste, que posibilidades de crecimiento hay, que tanta competencia tiene, si existe un jugador grande en el sector…

Además, es importante aplicar la misma filosofía del punto anterior, no es recomendable poner todas tus fichas en un solo sector.

4. Conocer cuántas rondas de inversión lleva

Si optas por la coinversión seguramente ya conoces todos los detalles financieros que necesitas. Sin embargo, es importante saber cuantas rondas de inversión ha levantado la compañía. Esto te dará una idea más clara de cuántas veces ha necesitado dinero, cuánto tiempo ha pasado entre una ronda y otra, cuál es el porcentaje que ha cedido el equipo fundador, etc.

Esta información la debes comparar con lo que ya sabes del negocio, es decir, su velocidad de crecimiento y el tamaño de la oportunidad.

5. Conocer al equipo fundador

Las startups suelen tener equipos pequeños por lo que el factor humano cobra bastante relevancia. No solo importa el perfil de los colaboradores sino, sobre todo, del equipo fundador. Esto se debe a que las circunstancias de la empresa o del mercado pueden cambiar en cualquier momento y es crucial saber cómo el equipo enfrentará esto, cómo se adaptará a las nuevas circunstancias y saldrá adelante para seguir creciendo.

6. Evaluar las tendencias del mercado

Es importante que veas el panorama completo a la hora de decidir por el sector donde quieres invertir. Hoy en día, hay ciertos sectores que están liderando. Por ejemplo, las Fintech, compañías que combinan finanzas y tecnologías. También están las EdTech, con la pandemia han cobrado aún más relevancia. Además, las MedTech, éstas en definitiva han tenido un crecimiento acelerado. Revisa cuáles son las proyecciones de los sectores en los próximos años antes de decidir.

7. Ser paciente

Como lo comentamos antes, para que una startup comience a generar ingresos suelen pasar unos años. Esta es una decisión a largo plazo y, por ende, requiere un compromiso de la misma calidad.

Conclusión

La decisión final es tuya, pero será mejor que te informes lo más que puedas. Haz un análisis exhaustivo acerca de las opciones que tienes a la hora de invertir ya que este será un compromiso a futuro. Si bien invertir en una startup siempre es una jugada riesgosa, recuerda que puedes generar una alta rentabilidad si eliges bien. Así que lánzate a la piscina y recuerda estos consejos.

BANNERS-BLOG-726X90-2 (1)
x
Volver arriba
x
Volver arriba