Saltear al contenido principal

Cómo hacer uso responsable de tu tarjeta de crédito

Cómo Hacer Uso Responsable De Tu Tarjeta De Crédito

¿Qué es una tarjeta de crédito?

La tarjeta de crédito es un medio de pago que te permite realizar compras y cancelar dicho valor posteriormente. Se le llama “de crédito” porque el dinero que utilizas al hacer una compra corresponde a un préstamo que te otorga la entidad financiera.

Las tarjetas de crédito permiten hacer compras en los comercios que estén afiliados a la red de pagos de la tarjeta, de manera física o virtual. También permiten realizar diferentes operaciones a través de cajeros automáticos como depósitos, transferencias y retiros de dinero.

Toda tarjeta entregada a un cliente debe estar respaldada con un contrato que regula los derechos y obligaciones de las partes, es decir, el cliente, el emisor y el operador. Las tarjetas de crédito, además, son personales e intransferibles.

Diferencias entre las tarjetas de crédito y débito

Pago con Tarjeta de credito

Tanto la tarjeta de crédito como la de débito son de plástico, llevan impreso nuestro nombre y se pueden utilizar como medio de pago. Las diferencias entre éstas hacen referencia al tipo de productos financieros que respaldan. Es decir, a la forma de pago, a la posibilidad de financiación y a los intereses que pueden generar ambas. Conocer estas características de ambos productos es clave a la hora de elegir entre ellos.

  • Según la forma de pago: Cuando utilizas una tarjeta de débito, el pago se carga automáticamente en la cuenta del titular. Así, solo se permite el cobro hasta el límite de fondos de la cuenta. Si el cobro supera este monto, no se podrá realizar la compra. En cambio, con la tarjeta de crédito se puede pagar incluso si no hay fondos, ya que existe la opción de aplazar el cobro hasta el mes siguiente. De esta manera, el titular contrae una deuda con el banco. Aún así, la tarjeta de crédito tiene un límite que puede devolverse a fin de mes, mediante un porcentaje o una cuota fija.
  • Según la posibilidad de financiación: Las tarjetas de crédito permiten financiar, es decir, pagar a plazos y hacer compras sin necesidad de desembolsar el monto total. En cambio, las de débito, son un medio de pago en sí, el importe se carga directamente en la cuenta del titular y de descuenta automáticamente del saldo.
  • Según los intereses: La tarjeta de crédito cobra intereses al titular, al retirar dinero o al fraccionar los pagos. Estos intereses no son frecuentes en las tarjetas de débito.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

Uso de tarjeta sin contacto

Actualmente, la mayoría de establecimientos aceptan pagos con tarjeta. Para hacer compras con ella en establecimientos físicos, es indispensable presentarla junto a tu DNI. Una vez procesada la compra, deberás firmar un voucher que tiene el papel de un pagaré y recibirás una copia como comprobante de tu compra, lo ideal es que lo guardes al menos hasta que recibas tu estado de cuenta en caso de que necesites hacer aclaraciones.

Para hacer compras por internet no necesitas una identificación, solamente deberás dar algunos datos de tu tarjeta como el número que aparece al frente, la fecha de vencimiento y el código de seguridad, además de los datos personales con los que se encuentra registrada.

Es importante que tomes en cuenta que ésta es información sensible y que cualquier persona que la conozca puede realizar compras online en tu nombre, por lo que para evitar fraudes debes revisar que la página en la que realizarás la compra sea legítima y tenga un sistema de pago seguro.

Al realizar una compra con tu tarjeta de crédito, de manera presencial u online, el banco o la institución que emite la tarjeta se encargará de pagar al negocio el monto de tus compras. Posteriormente tú tendrás que pagar al banco.

TCEA y TEA

Seguramente, cuando has querido pedir un préstamo a una entidad bancaria has escuchado sobre la TCEA o la TEA. Muchos ignoran su significado, sin embargo, debes analizar estas variables antes de aceptar un crédito bancario.

La TCEA es la Tasa de Costo Efectivo Anual. Engloba todo lo que te cuesta el crédito que vas a pedir. La TCEA incluye tres componentes fundamentales: la tasa de interés anual, las comisiones y los gastos.

Las comisiones son los cargos que te hacen las entidades financieras por servicios adicionales a los que son inherentes al crédito. Entre los gastos que incluye la TCEA está el del seguro de desgravamen, que cubre la deuda en caso el titular no pueda continuar pagándola por enfermedad o fallecimiento.

Es importante conocer la TCEA de un crédito porque te permitirá comparar entre las opciones del mercado. Es decir, si vas a solicitar un crédito vehicular o hipotecario, te será útil estar al tanto de los valores porcentuales que manejan las entidades financieras que ofrecen estos créditos.

Por otro lado, la TEA es la Tasa Efectiva Anual y está incluida dentro de la TCEA. Esta calcula el costo de interés esperado en un plazo de un año. La TEA es el principal factor para comparar el costo de un préstamo o crédito. A mayor TCEA más costará tu préstamo y tendrás que pagar más en cuotas mensuales.

Por eso, te recomendamos que si estás pensando pedir un préstamo al banco de tu preferencia, primero debes visitar otras entidades financieras con el fin de comparar y elegir la menor TCEA.

Cuando usar una tarjeta de crédito

Compras con tarjeta de Crédito

La mejor manera de utilizar tu tarjeta de crédito es comprando solo lo que puedas pagar de manera cumplida, en una sola cuota. Los bancos que ofrecen este servicio, obtienen una mayor ganancia cuando no pagas en los tiempos determinados. Es por eso, que, a partir del día siguiente de tu fecha de corte, los intereses comienzan a correr y a aumentar el monto que debías pagar originalmente.

Es conveniente usar este tipo de tarjetas para compras de montos bajos y que puedes cancelar en pocos meses. Por ejemplo, si deseas comprar ropa o algún electrodoméstico. Además, así puedes aprovechar en acumular millas o puntos, según los beneficios con los que cuente. Recuerda que para sacarle el máximo provecho a la tarjeta es necesario que cuentes con un presupuesto y revises la capacidad de pago que tendrás en los próximos meses.

Además, es recomendable elegir la menor cantidad de cuotas posibles para pagar menos en intereses y no comprometerse a una cuota que luego no puedas pagar.

¿Qué son la fecha de cierre y de vencimiento?

Conocer tu ciclo de facturación es lo que te permite cumplir a tiempo con los pagos de tu tarjeta de crédito. Este ciclo está marcado por dos fechas importantes: la fecha de cierre y la fecha de vencimiento.

La fecha de cierre, también llamada fecha de corte o fecha de facturación, es el día en que se cierra el registro de compras de ese ciclo y se emite el estado de cuenta. Es decir, todas las operaciones que hagas después de la fecha de cierre figurarán en tu siguiente estado de cuenta.

La fecha de vencimiento o de pago, es el último día en que debes hacer el pago de tu tarjeta de crédito. Es ciclo de facturación es un periodo de aproximadamente un mes, entre fechas de cierre.

Por ejemplo, si la fecha de cierre es el 19 y la de pago el 8, todas las compras hechas hasta el día 19 de junio deberán pagarlas en la siguiente fecha de pago que será el 8 de julio.

Tips para el uso responsable de tu tarjeta de crédito

Usa tu tarjeta de credito

  1. Pago directo: La manera más responsable de usar tu tarjeta es solo consumir con ella lo que puedes pagar a fin de mes, ya que no generarás intereses y solo tendrás que pagar el seguro de desgravamen.
  2. Si vas a comprar en cuotas: Debes evitar que las cuotas de cada mes superen el 30% de tus ingresos mensuales. Además, ten en cuenta que el tiempo que estarás endeudado debe ser menor al tiempo en el que “disfrutarás” la compra. Es decir, no deberían pagarse en cuotas los viajes o la comida del mes.
  3. Pago mínimo: Nadie está libre de que un imprevisto o gasto de emergencia no nos permita llegar con el dinero para pagar la tarjeta de crédito a fin de mes. En ese caso, puedes hacer uso del pago mínimo con el que evitarás que el banco reporte que no has pagado. Sin embargo, este monto cubrirá casi exclusivamente los intereses de tu préstamo y muy poca parte del capital. Es recomendable pagar un poco más del mínimo para no ahogarse en deudas.
  4. Atrasos: Si es inevitable el atraso, siempre puedes acercarte a tu banco para evaluar qué alternativas tienes para pagar tu deuda, de acuerdo con tu real capacidad de pago.

Conclusión:

Ser disciplinado es fundamental para el correcto uso de cualquier tipo de tarjeta. Muchos de nosotros asociamos las tarjetas de crédito con una deuda, pero recuerda que es una herramienta que, si la usas a tu favor, te facilitará la vida. Además recuerda que si tienes gastos en dólares puedes ahorrar cambiando tu dinero con Kambista. 

Volver arriba
Volver arriba