fbpx
Saltear al contenido principal

¿Qué es el IGV?

¿Qué Es El IGV?
BANNERS-BLOG-726X90

Habrás podido notar que en toda compra de bienes o servicios que realizas se carga un monto adicional llamado IGV. ¿Qué es? ¿Cuál es el porcentaje? ¿Quiénes deben pagarlo? Entérate de todo esto y más en este artículo.

El IGV es uno de esos conceptos financieros que están presentes en nuestras vidas cada día, pero que muchos no saben realmente qué es o cómo los afecta.

Conocer todo lo relacionado al Impuesto General a las Ventas (IGV) es importante no solo para los profesionales que trabajan con temas relacionados a las finanzas, sino también para todas las personas porque este impuesto está presente en nuestros consumos diarios.

El Impuesto General a las Ventas (IGV) es un tributo orientado a ser asumido por el consumidor final, encontrándose normalmente en el precio de compra de los productos que adquiere.

El IGV es un tributo que grava toda comercialización de venta de bienes y servicios que se realizan en Perú. En otros países se le conoce como Impuesto al Valor Agregado (IVA).

que-es-el-igv

¿Qué tipo de tasa se aplica por el IGV?

El IGV en Perú es del 18%, el cuarto más alto en toda América Latina.

Este impuesto es establecido por la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat). Para el 2021, la Sunat estableció una tasa del 16% en las operaciones gravadas con el IGV y a dicho monto se le aplica una tasa del 2% del Impuesto de Promoción Municipal (IPM), es decir, a cada operación gravada se le aplica un total de 18%.

Para sumar el IGV a un monto deberás hacer la siguiente operación:

Si compras algo cuyo costo es de 500 soles más IGV, tendrás que multiplicar ese precio por 0.18 (que representa el 18%). Luego de que hagas la multiplicación por 0.18 verás que el IGV a pagar será de 90 soles, por lo que al final tendrás que pagar 590 soles.

Tipos de IGV

  • IGV por cobrar: Es el porcentaje que el comerciante tiene derecho a recuperar en todas las ventas que realiza.

 

  • Por pagar: Es el impuesto final que el comerciante tiene derecho a cobrar a los consumidores en cada producto o servicio. Luego lo que obtenga de impuestos, deberá pagarlo al Estado.

 

  • Por acreditar: Es el porcentaje proveniente de las compras que realiza una empresa, pero que todavía no han sido pagadas.

 

  • IGV por traslado: Se aplica a las ventas a crédito, pero no se cobra sino hasta que se haga de forma física (con factura) al cliente.

 

  • IGV acreditable: Se aplica a las empresas que realizan compras al contado a las que se les abona una parte del IGV acreditable en el caso de que devuelvan la mercancía o de que logren venderla con IGV incluido a sus clientes.

 

¿Qué bienes y servicios están afectos al IGV en Perú?

Dentro de los bienes y servicios afectos al IGV podemos encontrar:

  • Prestación o utilización de servicios: los servicios que las personas realizan para otras en el país (donde esté domiciliado) y de la cual percibirán un ingreso. Esto es considerado como una renta categoría 3.

 

  • La venta de bienes muebles: esto incluye transferencias de bienes a título oneroso, es decir, compraventas, permutas, expropiaciones, daciones en pago, adjudicaciones por remates. La prestación o utilización de servicios en el Perú.

 

  • Los contratos de construcción: cuando se ejecutan contratos en territorio nacional sin importar su denominación o sujeto.

 

  • La primera venta de inmuebles: se grava tanto la primera venta del inmueble como la posterior que realicen las empresas que están vinculadas a ese constructor.

 

  • La importación de bienes: Si el bien es intangible y proviene del exterior, se aplicará el impuesto teniendo en cuenta las reglas de uso en el país.

tasa-igv

¿Qué no está gravado por el IGV en Perú?

Lo que no grava el IGV es:

  • El alquiler ni cualquier otra forma de traspaso de bienes o inmuebles, siempre y cuando el ingreso sea una renta de primera categoría o segunda categoría gravadas por el Impuesto de Rentas.

 

  • Tampoco se grava el traspaso de bienes usados de personas naturales o jurídicas que no realicen ninguna actividad empresarial.

 

  • En el caso de reorganización de empresas, el IGV no grava las transferencias que se realicen.

 

  • Tampoco grava la importación de bienes donados a entidades religiosas, donaciones del exterior, bienes de uso personal o del hogar que se importen libres de derechos aduaneros.

 

  • La compraventa de metales preciosos monetarios como el oro y la plata realizados con el Banco Central de Reserva del Perú, ni la adquisición o importación de monedas, billetes, cospeles y cuños en relación a este.

 

  • Las transferencias o importaciones de bienes y prestaciones de servicios que realicen las Instituciones Educativas Públicas o Particulares y que sean exclusivamente para fines académicos.

 

  • Los servicios de las Administradoras de Fondos de Pensiones Privadas.

 

  • Los intereses y ganancias de capital generados por Cedes del Banco Central de Reserva.

 

  • Bonos que emite el Banco Central de Reserva.

 

  • Los juegos de azar.

pagar-IGV

¿Quiénes deben pagar el IGV?

Las personas a las que le corresponde pagar el IGV son todas aquellas personas naturales o jurídicas que desarrollen actividades empresariales relacionadas con la venta de bienes y servicios o realicen importaciones afectas al impuesto.

¿Qué es el Crédito fiscal del IGV?

El crédito fiscal sobre el IGV es una deducción que admite la SUNAT sobre el tributo que gravó las adquisiciones de insumos, bienes de capital, servicios y contratos de construcción, así como por el pago de aranceles que le corresponde pagar a la empresa en sus compras frente al precio que cobra en sus ventas.

Para este efecto, la Sunat creó el denominado Sistema de Pago de Obligaciones Tributarias (SPOT) o simplemente “detracciones”. Mediante este mecanismo, se exige a los usuarios de determinados bienes o servicios, deducir del pago que deben hacer a sus respectivos proveedores, un porcentaje específico como abono del IGV, para que sea depositado en una cuenta corriente abierta en el Banco de la Nación por el propio proveedor.

Por ejemplo, para elaborar un producto una empresa compra insumos por S/.50, con un IGV de S/.9 (18% de S/.50) y finalmente vende el bien final a S/.100 con un IGV de S/.18. La empresa deberá abonar a la Sunat S/9 (S/.18 menos S/.9).

Declaración y Pago del Impuesto IGV

Cuando el contribuyente deba presentar una declaración jurada sobre las operaciones gravadas y exoneradas, deberá hacerlo en el periodo tributario del mes calendario anterior.

Esta obligación de presentar una declaración jurada también la tienen los exportadores. De esta manera, deben pagar los montos indicados en los comprobantes de las exportaciones, independientemente si se hizo o no el embarque.

Es así, que la SUNAT dispone de distintos métodos para verificar el pago de impuestos y cruzar esta información. Por ello, cada persona ya sea natural o jurídica, deberá tener sus libros contables y declaraciones juradas en orden para tener salud financiera.

Conclusión

Ahora ya sabes que el Impuesto General a las Ventas (IGV) es un impuesto que grava todas las fases del ciclo de producción y distribución y que la tasa que se aplica en Perú es el 18%. Asimismo, conoces qué tipos de bienes y servicios están afectos al IGV y cuáles no. Recuerda que conocer todo lo relacionado al IGV es importante ya que este impuesto está presente en nuestros consumos diarios.

BANNERS-BLOG-726X90-2 (1)
x
Volver arriba
x
Volver arriba