Saltear al contenido principal

¿Cuál es la mejor forma de usar mi gratificación?

¿Cuál Es La Mejor Forma De Usar Mi Gratificación?

En medio de una de las peores emergencias sanitarias de la última década y luego de más de 100 días de aislamiento social obligatorio, el inicio de la fase 3 de reactivación económica ha permitido que miles de peruanos vuelvan a sus puestos de trabajo y con ello, accedan a la gratificación del mes de Julio. Al respecto, Fernando Ruiz, CFO de Kambista y profesional con más de 7 años de experiencia en finanzas, expone algunos factores importantes a tomar en cuenta para darle el mejor uso a este ingreso extraordinario.

Este mes, aquellos trabajadores que se encuentren en planilla recibirán el pago de su gratificación, el cual debe ser abonado por la empresa antes del día 15 de julio. Este beneficio incluye además una bonificación adicional correspondiente a la contribución a EsSalud asociada a la gratificación que es pagada al trabajador. Sin embargo, es importante destacar que aquellos trabajadores que se encuentren en suspensión perfecta de labores no recibirán gratificación, pero serán elegibles a una bonificación anunciada por el gobierno que asciende a S/760.

Dado este ingreso extraordinario que tendrán los trabajadores cabe preguntarse:

¿Cuál es la mejor forma de usar mi gratificación?

Cómo usar mi gratificación

Para responder esta pregunta es necesario considerar el contexto en el cual nos encontramos actualmente. La pandemia por el COVID-19 ha generado alta incertidumbre dentro de la economía mundial y el Perú no es una excepción, siendo nuestro país uno de los mas golpeados por esta enfermedad. Esta incertidumbre hace que sea recomendable ser excesivamente cautos con el manejo de nuestro dinero y, por ende, con las decisiones financieras que tomemos dentro de este contexto. La situación puede mejorar, mantenerse o empeorar durante los siguientes meses dependiendo de como se comporte la pandemia y como evolucionen nuestros indicadores de salud y la reapertura económica mundial; y frente a esto es clave estar lo mejor preparados posibles para afrontar los distintos escenarios.

Una primera alternativa, y que yo consideraría como prioritaria, es realizar un prepago o pago adicional sobre las deudas que tenemos en el sistema financiero. Realizar este pago adicional a nuestra cuota mensual nos permitirá reducir el monto total de deuda que tenemos y, por ende, rebajar nuestra cuota mensual o pagar el crédito en un plazo menor al anteriormente pactado; lo que en ambos casos hace que terminemos pagando menos intereses. De esta forma, estamos reduciendo potencialmente la carga mensual que tenemos que pagar mes a mes por concepto de deudas sobre la base de nuestros ingresos regulares. Esto nos da un mayor espacio para poder reaccionar frente a la evolución de la incertidumbre y un mayor margen de maniobra para poder adaptarnos a las situaciones.

Modalidades para ahorrar para mi gratificación

ahorrar la gratificación

Una segunda alternativa es, si no tenemos deudas activas que podamos amortizar o prepagar, ahorrar nuestra gratificación. Tener una mayor disponibilidad de ahorros nos permitirá tener mayor flexibilidad para afrontar situaciones inciertas y rápidamente cambiantes, como la que atravesamos actualmente. Existen varias modalidades de ahorro a las cuales podemos recurrir, y encontrar la que encaje mejor con nosotros depende principalmente de tres variables:

  1. Cuánto riesgo estamos dispuestos a asumir
  2. Qué tan disponible deseamos tener el dinero o cuando estimamos que podríamos llegar a necesitarlo
  3. Cuál es el nivel de retorno que estamos esperando obtener. Recordemos que siempre mayor retorno viene asociado a un mayor nivel de riesgo o mayores restricciones para acceder libremente a nuestro dinero.

Alternativas para ahorrar:

  • Cuentas de ahorro: nos dan un interés muy bajo en la mayoría de casos, pero nos permiten acceder libremente a nuestro dinero en el momento que lo necesitemos. Son convenientes para cuando esos ahorros pueden ser de rápida necesidad, por lo que necesitamos tener acceso a ellos y que no estén sujetos a riesgo alto.

 

  • Depósitos a plazo: nos dan un interés mayor a una cuenta de ahorro pero con la restricción de que debemos mantener el dinero durante la duración del plazo del depósito. Son convenientes cuando tenemos una idea clara de cuando podríamos necesitar el dinero y no queremos asumir un riesgo alto.

 

  • Fondos Mutuos: nos ofrecen la posibilidad de obtener retornos más altos, pero asumiendo el riesgo de que podemos también llegar a perder dinero. Son convenientes para ahorros que sabemos que no necesitaremos durante un horizonte más largo y sobre los que estamos dispuestos a asumir más riesgo para obtener mayor retorno.

Utilizando la gratificación de cualquiera de estas dos formas nos aseguraremos de estar preparados de la mejor manera para afrontar los siguientes meses de la pandemia.

x
Volver arriba
x
Volver arriba